Una ballena aparece muerta en Playas de Tijuana, el 6 de mayo de 2015.

A su llegada en la playa encuentra a muchos curiosos con sus cámaras a sacarle fotos. Luego los bomberos se acercan y recomiendan al publico de no tocar nada hasta la llegada de PROFEPA, la Procuraduria Federal de Proteccion al Ambiente, fueron ellos a declarar la ballena muerta por causas naturales, cuando llego’ a la playa ya no estaba en vida. El mamífero estuvo toda la noche esperando su entierro. Cuatro grúas escarbaron una fosa y con mucho esfuerzo lograron empujar el cuerpo sin vida adentro de ella. Luego de cubrirla con cal cerraron el hollo. Hoy en la playa hay una pequeña montañita donde la gente pasea y muy pronto nos olvidaremos de ella, un cachorro de ballena de “apenas” doce metros, sin nombre, muerta por causas “naturales” durante su migración.

Annunci